< Agosto >

Edición 2020

Cartel 2020

Cristina de Middel: el corazón del Amazonas arde en Girona y Salt 

Los incendios que se produjeron el año pasado en Brasil fueron catastróficos: según el Instituto Nacional de Investigaciones Especiales de Brasil (INPE), entre enero y las tres primeras semanas de agosto se contabilizaron 71.497 focos de incendio, la mitad de los cuales se detectaron en el Amazonas. Los focos se produjeron en diversos estados de Brasil Roraima, Acre, Rondonia, Mato Grosso do Soul y Amazonas, y el humo llegó a oscurecer el cielo de São Paulo, en el otro extremo del país, después de que el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro relajase los controles de la agencia de medio ambiente, IBAMA, y legislase a favor de la agricultura y la minería, unas actividades responsables de una parte de los incendios. No es de extrañar hablar de medio ambiente en el marco de un festival de artes escénicas como Temporada Alta: los artistas que participan en cada edición llevan muchas problemáticas de la actualidad al escenario. También porque el festival tiene una presencia creciente en Latinoamérica. Aún así, la razón concreta por la cual este texto comienza explicando los estragos del fuego en Brasil es para hacer de altavoz a lo que propone la fotógrafa Cristina de Middel con la imagen del cartel de la edición de este año, la 29ª: «Como el festival me dio carta blanca, busqué una imagen que fuese atractiva estéticamente, pero que detrás de todos estos colores incluyese un mensaje de alarma para reflejar los tiempos que vivimos. Me gustan mucho los carteles, representan otro uso de la imagen», subraya. 

Es la primera vez que Cristina de Middel recibe el encargo de hacer un cartel, a pesar de que otras imágenes suyas se utilizan en otros carteles. «La situación de los incendios donde hice la fotografía, en Mato Grosso, era terrible», dice la artista, a quien le gusta dejar un margen para que el espectador haga su interpretación de la imagen: «No sabemos si está bien o mal, si está bien o no, la imagen tiene diversas lecturas. Cada fotografía es como una palabra y tu la incluyes en una frase para que diga una cosa u otra. Me parece fantástico reciclar el significado de una imagen, es un triunfo de la fotografía», explica. 

Cristina de Middel se marchó de España hace casi diez años y se ha establecido entre Brasil y México en los últimos cinco. La pandemia del coronavirus ha reducido su ritmo de trabajo y, después de ser conocida por su fotografía con mirada social, como vive en medio de la selva en el estado de Bahia, ahora avanza en un proyecto sobre la batalla del hombre y la naturaleza: «Es un proyecto que estoy haciendo con mi marido, Bruno Morais, con los animales e insectos que entran en casa». De Middel asegura que la experiencia que tiene de la naturaleza es «muy inmersiva». «Se hace más evidente que nunca la invasión que hacemos nosotros. Cuando tienes una casa en medio de la selva, de repente te entran serpientes, murciélagos y todo tipo de insectos, grandes como un puño. No es ni una guerra, el espacio es suyo, y a la fuerza debemos reflexionar sobre nuestro papel en la naturaleza», concluye De Middel. 

 El encargo a De Middel se puede relacionar con el de otro fotógrafo que ha cuestionado los límites de la fotografía: Joan Fontcuberta (2006). También con el de Eulàlia Valldosera (2014), porque comparten una preocupación de mirada ecologista. 

Antoni Ribas Tur

Cristina De Middel, Alicante 1975.

La fotógrafa Cristina De Middel (Alicante, 1975) es miembra asociada de la agencia Magnum desde el año 2017 y vive y trabaja entre México y Brasil. De su propio trabajo, De Middel, que recibió el Premio Nacional de Fotografía en 2017, afirma que combina «aproximaciones documentales y conceptuales» y que juega «con la reconstrucción de arquetipos y estereotipos que ayudan a difuminar la separación entre la realidad y la ficción». Después de diez años trabajando en prensa y como fotógrafa humanitaria, la trayectoria de De Middel dio un giro en el fotolibro The Afronauts, una recreación a través de puestas en escena de la misión fallida de viajar a la luna del gobierno zambiano. Con este libro, fue la primera española finalista del prestigioso premio Deutsche Börse en 2013 y ese mismo año recibió el premio Infinity del Centro Internacional de Fotografía (ICP). 

Cristina de Middel es licenciada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia, y postgraduada en Fotografía por la Universidad de Oklahoma y en Fotoperiodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Entre los más de doce fotolibros que ha publicado están Party (Editorial RM y AMC Books, 2013), This is What Hatred Did (Editorial RM y AMC Books, 2015), Muchisimo (La Fábrica, 2016), Cucurrucucú (Editorial RM, 2016) y The Perfect Man (La Fábrica, 2017). En Cataluña también es conocida porque en 2017 ganó el primer premio fotográfico organizado por F.C. Barcelona. Cristina de Middel está representada por la galería Juana de Aizpuru (Madrid). 

Algunas de las colecciones donde se pueden encontrar obras de Cristina de Middel son el Metropolitan de Nueva York, la Universidad Politécnica de Valencia, el Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza, la fundación Sarthou Carreres y los fondos de arte del banco Espiritu Santo.  

Descárgate el cartel

OCULTAR CONTENIDO